lunes, 21 de noviembre de 2011

Un día completo.

   Hoy ha sido un lunes de lo más completito. Empecé con un señalamiento de un rápido, que como el cliente ha designado Letrado, me he marchado tras pasar la minuta al señor.
  Y luego la tarde, una visita, ocho llamadas telefónicas de clientes con problemas tan variados como pedir las vacaciones de Navidad con su hija; ver el estado de una liquidación de gananciales, que si es posible se hará de mutuo acuerdo, pero que no terminamos de sentarnos a hablar; una cliente que me ha pospuesto la primera de las citas de mañana por la mañana porque tiene visita con el médico y esa no se la posponen con tanta facilidad; otra a la que le han roto una ventana y una puerta de un armario y le he dicho que lo comunique a la Policía, no se que esperaba que hiciera yo, que me fuese a su casa a tomar huellas o que le dijera que había sido su exmarido.
   Como digo un día completito, con un provecho legal mínimo, por no decir nulo.
   No me ha dado ni tiempo a pensar...
   Así que me tenéis aquí fente al teclado sin ni una sola idea, ni una mala anécdota que llevarnos al blog. Espero que mañana esté yo más inspirada.

No hay comentarios: