martes, 3 de abril de 2018

Porque si.

Hay veces en que las Resoluciones judiciales y los informes fiscales se basan en un "porque si" adornado y justificado con un "porque yo lo valgo".
Cuando se limitó la instrucción de las causas penales a seis meses, ampliables, todos los fiscales del país, se pusieron como locos a solicitar la especial complejidad de la mayoría de las previas pendientes, fueran o no complejas.
Pasados dos años, todos se han relajado y los Jueces y Magistrados, les hacen el juego, cuando no son capaces de completar una instrucción sencilla y les recuerdas lo que dice la ley, se ponen dignos y te espetan que...no hay que sobreseer...¿cómo que no? si no has sido capaz de abrir Juicio Oral, es porque no has conseguido probar la culpabilidad de alguien, sea por tu negligencia o porque no hay nada que probar. En esos casos, si se respetase la presunción de inocencia, no tienen más opción que decretar el sobreseimiento, pero como aquí te perseguimos aunque sea por deporte, te tienes que enfrentar a todo y a todos para que se cumpla la ley, nada mas, la ley.
Los defensores estamos muy hartos de soportar, pese al cambio de nombre, que los Jueces instructores sigan siendo inquisitoriales, a instancias de la Fiscalía. 

lunes, 2 de abril de 2018

Vuelta de vacaciones

Las vacaciones de Semana Santa, en mi opinión, son las menos agradabless del año, no por nada, sino porque son excesivamente cortas, y cuando dejas de trabajar...ya hay que volver.
¿Y la vuelta? Es la peor de todas, porque, en Navidad, al menos hay regalos de Reyes que disfrutar y rebajas, pero ahora....si acaso, la Feria de Sevilla, y a mi no me emociona la idea.
Además ahora somos conscientes del tiempo que falta hasta el 31 de julio. Una eternidad. Todo ello sin olvidar, que cada vez que hay un par de días de asueto, los Juzgados creen que se va a acabar el mundo y sueltan el papel como si no hubiera un mañana.
A ello hay que añadir que los clientes también creen que durante las vacaciones se ha producido un cataclismo de proporciones bíblicas y sus asuntos, como por ensalmo, se han movido....¡¡¡en serio!!!, del miércoles al lunes, ni los Juzgados han activado el #ModoOn ni nada similar.
Eso sí, este año he tenido la fortuna, impagable, de no recoger ni entregar a ningún menos para las vacaciones, ni tampoco he tenido llamadas intempestivas por las faltas de entrega....la reforma del Código Penal y la despenalización de los incumplimientos, me han dado tregua.
Eso sí, esta tarde han sido varias las llamadas para pedir las Ejecuciones civiles de los asuntos.... 
Y hoy para rematar la faena, me han notificado unas Preliminares, para exhibición documental de una justiciable del turno de oficio a la que nunca he visto.....
En fin. 
  

martes, 27 de marzo de 2018

Huelgas en Justicia

El derecho fundamental a defender los propios derechos mediante una huelga, no seré yo quien lo niegue a ningún trabajador.
Partiendo de la anterior premisa, cuando te haces más de 700 km para asistir a un juicio y en el momento en que sales del Hotel en dirección al Juzgado te avisan de que la vista se pospone hasta casi dos meses más tarde, adquieres una perspectiva diferente.
El trastorno y descoloque que te produce esa situación, con el consiguiente cambio de agenda, es muy triste para quienes, como muchos de nosotros, hacemos, a diario, malabares para cuadrar las citas, el estudio, las comparecencias en sede judicial, notarial, etc.
No somos culpables de que las justas peticiones de los huelguistas no sean atendidas, pero somos los que sufrimos las consecuencias, no las soportan los responsables de hacer las imprescindibles concesiones, las aguantamos los justiciables y los profesionales liberales de la justicia. Y lo peor es que ninguno de nosotros recibimos compensación ni indemnización alguna, y nuestros clientes pagan las consecuencias.
Las huelgas pueden ser necesarias, pero ¿y nuestros derechos, los de los que acabamos siendo las víctimas involuntarias?

martes, 20 de marzo de 2018

Sin respeto

Esta mañana he vuelto a tener la sensación de que nadie en la Administración de Justicia, ha comprendido aún que los abogados SOMOS IMPRESCINDIBLES.
A las 9 y media de la mañana me llama un cliente, y me dice, "me acaban de llamar...tengo que estar a las 10 en el Juzgado". Me he espantado al oirlo, yo estaba a más de 100 km de allí, sólo habría llegado si hubiera sido Tabatah (la de Embujada, si la serie americana de los años 60 en que la protagonista se desplazaba moviendo la nariz) o hubiera tenido a mano los polvos Flu de Harry Potter. Como no soy una bruja y las reservas de polvos transportadores se me acabó el mes pasado...he tenido que improvisar una solución realista.
He llamado al Juzgado, y le he explicado claramente al funcionario, que me encontraba en literalmente "a tomar por saco del Juzgado", que mi cliente elige un abogado de su confianza donde tiene por conveniente y que era inasumible que se nos citase con media hora de antelación, pues en cualquier caso tengo que preparar a mi defendido para lo que va a suceder en la oficina judicial.
Dado que el que respondió al teléfono carecía de cualquier capacidad de maniobra, he tenido que esperar a que Su Señoría acudiera a las 9:50 a su puesto de trabajo, para, debidamente informado, por una vez, y sin que sirva de precedente, el Juez decidiera que podemos hacer lo mismo que hoy, mañana a las 10.
Pero el problema no está en que me lo hayan cambiado, lo está en que han señalado cuando les ha parecido, es decir cuando ellos han llegado a la sede judicial, sin pensar en nada ni en nadie, sin respetar que los que allí acudimos somos personas.

lunes, 19 de marzo de 2018

Tener la fuerza.

Llevo mucho años en el Turno de violencia de género, y muchos más asistiendo a víctimas de malos tratos en el ámbito doméstico, desde cuando no era un delito, y en Comisaría y en el Cuartel, te decían que esos temas se ventilaban en casa.
Y siempre he tenido el convencimiento y así lo he intentado transmitir a cada una de mis víctimas (las auténticas) que dan el paso cuando están preparadas, ni antes ni después.
Muchas, demasiadas veces, ya que todo ha acabado, se lamentan de no haber dado el paso antes, y siempre les replico que cuando lo han hecho es en el momento oportuno.
Cada víctima necesita su tiempo, su espacio y su convencimiento. Sólo al llegar a la conjunción de todos los elementos, están preparadas para contar a los desconocidos, Polícía, abogados, Juez, las más privadas intimidades de su relación de pareja. 
Aquí y ahora, tienen reunidas las fuerzas imprescindibles para dar uno de los pasos más díficiles y terribles de sus vidas.
Sus hijos, sus padres, un policía, una vecina, un psicólogo, un hecho estúpido, cualquier cosa puede ser el detonante en el que encuentren los arrestos, siempre dentro de sí mismas, para salvarse ellas y sus hijos. Ese día de víctimas, se convierten en supervivientes.    

viernes, 16 de marzo de 2018

Te creo.

Algunos asuntos que entran en los despachos, nos hacen decirles a los clientes abatidos y hundidos, yo te creo.
Se sientan con la sensación de que nadie en el mundo va a creer que no han hecho aquello por lo que están siendo investigados, o que el contrato se formalizó de la manera que explican, o que realmente la Administración está cometiendo un error con su expediente.
En esos casos, antes incluso de estudiar a fondo la documentación que se nos presenta, nuestra obligación es calmar la angustia de que nos ha buscado para ayudarle con su problema, y no sólo por ellos, si no también por nosotros, ya que si no están calmados, nos van a contar las cosas a saltos, nos dan pinceladas inconexas y no tiene ningún sentido su relato.
Luego, pasado el agobio inicial, cuando empiezan a sentirse más cómodos, todo comienza a tener coherencia.
A partir de ahí, y tras el estudio minucioso de la documentación, ya podemos establecer la estrategia a seguir, las decisiones a tomar.
Pero lo primero, en mi opinión, en estos casos, es decirles, te creo.

jueves, 15 de marzo de 2018

Clausura

Acabo de llegar de la ceremonia de clausura de la IV Promoción del Master de Abogacía de la UEX y el Colegio de Abogados de Badajoz.
Una nueva promoción de abogados que se incorpora al Foro, que se va a subir a estrados, a los que vamos a tener enfrente en los pleitos. Todo incertidumbre y esperanza, todo voluntad y ganas, aún no está maleados ni sufridos, aún no han ganado ni perdido jirones de piel en defensa de intereses ajenos.
Me han recordado a mí hace casi 25 años, con todo por ganar y todo por perder. Mujer, joven, inexperta y desconocida, cargada de miedo y de horas de estudio intensivo. Ilusionada y deseosa de aprenderlo todo.
Ahora empieza para ellos, como entonces para mí, la realidad, el pateo de Juzgados, las interminables conversaciones para cerrar acuerdos con compañeros, las horas colgados al móvil explicando a los clientes las cosas, el tiempo detenido en la puerta de la Sala de Vistas, las alegrías y los sinsabores del comienzo.
Enhorabuena Graduados de la IV Promoción del Master del ICABA y mucha suerte.