sábado, 19 de noviembre de 2011

Desencuentros y encuentros.

Empezando por el principio del sábado, a las 9 de la mañana estaba, como un clavo, en el Juzgado de Instrucción para la segunda de las tres partes de un Juicio Rápido. Desde esa hora y hasta la una menos veinte, para un trabajo real y efectivo de ocho minutos, dos declaraciones, de denunciante y denunciado. Un verdadero desencuentro entre la eficacia y la eficiencia y la realidad procesal. Mi cliente y mi contrario, autónomos, han perdido toda una mañana de trabajo, es inconcebible. Y lo peor es que a ninguno de los del sueldo seguro a fin de mes, les ha importado un "rábano".
Tras la miserable pérdida de tiempo y recursos, hoy estaba convocado el encuentro CONOCE entre los abogados jóvenes y todos los demás. A pesar del 'día de perros' ha sido una jornada muy divertida. Nosotros nos hemos perdido la visita cultural, por obra y gracia de la proverbial ineptitud funcionarial, pero HEMOS LLEGADO A LA COMIDA!!, nos hemos juntado casi una veintena, y entre los reunidos había algunos pintorescos. Mi familia y yo, al menos, lo hemos pasado francamente bien, por lo que, desde aquí, quiero dar las gracias a nuestros anfitriones, "los jóvenes castores" y los compañeros de Alburquerque. Espero que se repita pronto, y que no llueva.

No hay comentarios: