viernes, 30 de enero de 2015

Obligaciones tributarias.

Ayer, como muchos miles de autónomos y profesionales tuve que cumplir con la mas penosa de las obligaciones, la de la declaración anual de IVA.
No me niego a pagar los pertinentes tributos  por mi trabajo, me parece que es mi precio por el estado del bienestar.
A lo que me niego es a convertirme, sin contraprestación alguna, en recaudador, conservador y liquidador de un impuesto que no he establecido, que no he regulado, y que nadie me agradece el tiempo y esfuerzo que le dedico.
Yo no desempeño ningún rol en la AEAT, pero soy un "funcionario fijo discontinuo a tiempo parcial responsable de cobrar (a los pobres administrados) y de ingresar a favor del Tesoro" y encima se me exige que no intente evadir ni un céntimo y no me mandan ni una postal por Navidad.
Si quieren sacarme el dinero, que tanto me cuesta ganar, del bolsillo, deberían tener la decencia de hacer ellos el trabajo, encima lo tengo que hacer yo, y poner buena cara....es mucha jeta la que tiene el Estado.

miércoles, 28 de enero de 2015

Porque yo lo digo.

Llevo meses peleando contra una Administración, y cada día que pasa, cada minuto que sigo en la brecha, mi convencimiento de que los responsables del Servicio, aprendieron el mínimo derecho administrativo para aprobar la oposición y no han vuelto, ni siquiera, a leer la ley desde hace varios años, va increscendo.
No es posible, que alguien, que a diario maneja la famosa Ley Régimen Jurídico de las Administraciones y del Procedimiento Administrativo Común, la Ley General Tributaria y sus respectivas disposiciones reglamentarias, se las pase por donde más le conviene, y se convierta en legislador, ya que decide hacer su propia ley, que se la traiga floja y pendulona la manera en que las normas establecen las reglas del juego, porque si las respetase, nada de lo que hace, o prácticamente estaría bien.
Yo  propongo, como medida para recortar nuestro ingente gasto público en determinados funcionarios, que, cada vez que un administrado presente un recurso o un escrito contra una de las resoluciones que emite, se le descuenten de los mil y muchos euros que cobra, cinco euros. La cantidad es módica y ajustada. A lo mejor, si se le toca el bolsillo se toma en serio lo que hace, en lugar de burlarse de la ley, de los reglamentos y de los administrados. 
Realmente estoy convencida de que nos toma por tontos, y que de leyes sabemos menos que ella, que igual es una administrativa "ascendida" por promoción  interna.   

martes, 27 de enero de 2015

Dos niños, dos angustias.

Entre otras cosas divertidas que tengo ahora mismo sobre la mesa, hay dos niñas, de aproximadamente la misma edad, que con circunstancias vitales similares, desde psicólogos a madres dedicadas, desde padres despreocupados hasta abuelas paternas sustitutas de figuras paternas en fines de semana alternos, que afrontan la sitación de una manera radicalmente distinta.
Una, pese a todos los desplantes, la despreocupación, y el vacio de su relación con el padre que no pasa más allá de comer con ella un sábado y un domingo de cada dos, está enfrentada a su madre y la familia con la que vive, y su mayor deseo es vivir con ese progenitor. Sin que los desvelos maternales, los esfuerzos del marido de su madre y el apoyo y comprensión del resto de hermanos hagan la mínima mella en su espíritu.
Otra, reniega de cada visita, de cada momento paternofilial, y con una resignación impropia, aguanta su ira y su rabia y asume la obligatoriedad de la imposición de los encuentros con el padre. Sufre la rigidez del sistema judicial que le impide expresar ese rechazo y mucho más aún darle acogida, y que la condena a la desesperanza más absoluta hasta que casi alcance la mayoría de edad, cuando el deño sea irreparable.
Hay que cambiar esto, y no comprar con "alimentos" las estancias de los menores con los progenitores. 
Como se suele decir, para conducir un ciclomotor hace falta un permiso, pero el título de padre lo obtiene cualquiera, con voluntad o sin ella, con capacidad o sin ella, y sin necesidad de renovaciones periódicas..

lunes, 26 de enero de 2015

Ausencia.

La última semana he estado ocupada en multitud de quehaceres que me han dejado tan cansada que no quería escribir, y además, no tenía nada que contar.
Hoy vuelvo al tajo, porque, creo tener algo que decir.
En mi despacho, además del trabajo habitual de Familia, que, como sabéis es lo que me da de comer, me entran las cosas raras. Tengo en mi mesa documentos para intentar montar, en tiempo record, si es posible, una querella por prevaricación contra un Magistrado, que nadie se alarme, que es de otra Comunidad Autónoma.
En mi opinión inicial, resulta claro que busca argumento tras argumento, sean o no válidos, aplicables o coherentes con el tema, para obtener el propósito deseado. Si eso es o no dictar una resolución injusta a sabiendas, es otra historia, y probarlo aún más complicado.
Tengo por delante días de estudio profundo, de lectura de jurisprudencia sobre el tema, las sentencia de Garzón y Gómez de Liaño ya están en mi ordenador, análisis de conceptos financieros y contables que me resultan ajenos.
Es un reto, uno más, de los que me apasionan. Me encanta luchar contra los elementos y cuanto más difícil sea, mejor. ¿Soy muy masoquista laboralmente hablando?.

martes, 20 de enero de 2015

Cosas buenas.

Pese a que la gripe asola los hogares de muchos de mis colegaas cebándose en los más pequeños. Pese al susto que nos ha dado hoy Miguel Angel, y que espero que se quede en un susto sin consecuencias.
Hoy ha terminado el día de una manera fabulosa, he recibido una noticia estupenda y quiero compartir mi alegría con vosotros.
El trabajo es duro e ingrato, pero los amigos son lo mejor de esta profesión, con una diferencia abismal, y cuando un amigo tuyo recibe una buena noticia, tu la acoges como la mejor sentencia que te pueda dictar la Audiencia con condena en costas incluida.
Luchar, lo hacemos a diario, pero vencer, eso sólo sucede unas pocas veces, y cuando se gana en la vida, nada es comparable.
No lo digo, pero sabes que es por tí. Un beso enorme.

viernes, 16 de enero de 2015

Que te f...e un pez.

Cada vez que me tengo que enfrentar, como usuaria, a algún servicio, deseo ser ciudadana de una país de ética laboral calvinista.
Después de días esperando y tres días sin ADSL en el despacho con todos los inconvenientes, pérdidas de dinero, etc que ello supone, hoy, a las 9 de la noche,  me avisan de que mañana a las 10 de la mañana van a instalármelo.
Problema dos, hay que entrar en el cuarto de contadores del edificio, llamo al móvil de urgencias para que me lo abran mañana, y mi "amable administrador", que tiene establecidas como cuotas de comunero más de 100 € mensuales, me dice que el lunes, en horario de oficina. Le ofrezco la posibilidad de acercarme yo a recogerla y en lugar de eso, me reitera que el lunes. 
Tras esto, ya bastante molesta y muy enfadada, le pregunto si el presidente de mi comunidad tiene llaves del cubículo y atentos al impecable servicio prestado por el fulano de COMMNUNITAS BADAJOZ, que no sabe si el Presidente tiene llave. 
El cabreo ha sido indescriptible.
Si alguno de los que me leeis les conoceis, podeis ir anticipándole que en la proxima Junta de Propietarios va a tener mucho que explicar, y se va a encontrar con una bonita propuesta de destitución por incompetente, inútil, grosero y otros cuantos adjetivos calificativos de peor tono y gusto y aún más malsonantes, además de pasarle la minuta por el perjuicio profesional y monetario que se me causa por tener que cerrar el despacho dos semanas más por su culpa. 
Los fines de semana son sagrados para los administradores de fincas con nula ética profesional y a los que el diablo debería llevarse. 

jueves, 15 de enero de 2015

El engaño de las notificaciones.

Hace ya varios días que quería comentar este tema.
Estamos todos acostumbrados a recibir notificaciones por correo certificado con aviso de recibo, y según el propio tenor literal del aviso, una vez que, no estando para recibirlo, con el papel tenemos un plazo para recoger, en la Oficina postal. Si no lo recogemos, se envía de vuelta al remitente. En principio, eso es EL PRIMER INTENTO DE NOTIFICACIÓN.
Si se trata de una comunicación realizada por una Consejería del Gobierno de Extremadura, el proceder es diferente. Viene el cartero, si no estás, ANOTA en la PDA que ha venido, eso si, tu ni te enteras.
Luego, al día siguiente, o al otro, vuelve a realizar un nuevo intento de entrega del certificado, y si esa segunda vez tampoco estás, ENTONCES TE DEJA EL AVISO, el papelito amarillo, para enterarnos. SEGUNDO INTENTO DE NOTIFICACIÓN.
Y con semejante engaño, se cumplen los requisitos formales de realizar, al menos dos intentos de notificación personal antes de que se publique tu Expediente en el Boletín o Diario Oficial de turno.
Esto, que no es ni mas ni menos que un abuso y una sinvergonzonada, está legitimado por la práctica, si se te causa indefensión, es tu problema, que para eso eres sólo el gili... administrado que paga la fiesta.

miércoles, 14 de enero de 2015

Autoridad y abuso.

Muchos funcionarios han presionado para conseguir que se les considere autoridad y así obtener una sobreprotección penal en determinados supuestos.
Otros, al socaire de esto, se creen fiscales y jueces en un solo cuerpo. Abusando acusan sin investigación y sancionan a la vez que amenazan con volver a sancionar.
Vamos, que trituran el derecho punitivo, la ultima ratio, hasta convertirlo en serrín.
Y siempre contra quienes se encuentran subordinados a ellos.
Principios del derecho penal: acusación fundada en pruebas, escuchar al acusado cuando le acompañe su defensa, castigar una sola vez la infracción y SIEMPRE respetar el derecho constitucional a la presunción de  inocencia.

lunes, 12 de enero de 2015

Unos mas que otros.

La famosa frase de "Hacienda somos todos" está coja si no se le añade "pero unos mas que otros". Cualquier miembro de la sufrida clase media a la que pertenece la inmensa mayoría de los abogados de a pie, se pasa la vida adulta pagando impuestos. IBI, Rústica, Rodaje, sobre los Depósitos bancarios, transmisiones y actos jurídicos documentados y un largo etcétera de impuestos indirectos.
Cuando al final colgamos la toga definitivamente y la cambiamos por una vestidura de madera, nuestros herederos VUELVEN A PAGAR POR LO MISMO QUE NOSOTROS HEMOS ESTADO PAGANDO DURANTE AÑOS Y AÑOS.
Si por el contrario pertenecieramos a la clase baja, ese problema no nos afectaría, ya que no tiene bienes raices en propiedad, más allá del coche que es un objeto cuya depreciación es bastante rápida y no requiere de escritura para su transmisión.
Pero los realmente afortunados son los de la elite, que tienen todo en SICAVs y no tributan casi nada por todo.
La reflexión viene al hilo de que estoy con la declaración de herederos de mi madre.

jueves, 8 de enero de 2015

Manipulación.

En algunos procedimientos, sobre todo si está envuelta en ellos alguna clase de administración, acabas con la dolorosa sensación de que los Juzgados se "dejan engañar", para facilitar, aún más de lo que de por si se lo hace la ley, la vida a ese ente informe y opresor que es el Estado, la Comunidad Autónoma, la Diputación Provincial o el Ayuntamiento, en contra de los humildes administrados que los alimentan y engordan con sus exiguos recursos económicos y exhorbitantes impuestos.
Esa "cosa" tiene el control de los sellos de entrada y salida, de los documentos que incorpora a los expedientes, de cómo interpreta los plazos, los intentos de notificación o cualquier otra circunstancia.
Los administrados nos aguantamos y punto, y cuando llegamos al Juzgado, un amable funcionario, un secretario afín, un juez comprensivo, valida todos los desmanes, tropelías, atropellos, barbaridades, burradas cometidas, perpetradas, realizadas por esa misma administración.
Las leyes están sólo y exclusivamente para que algunos pringados las cumplamos y el resto, empezando por la administración, se la salte a la torera. Viva el estado de derecho, el imperio de la ley y la igualdad de todos ante la justicia.

miércoles, 7 de enero de 2015

Muchos días después.

Desde el pasado año, no había vuelto por aquí. Han pasado días, semanas, un año, pero nuestra Justicia sigue adoleciendo de los mismos males que en 2014, agravados si cabe, por la proximidad de l periodo electoral.
Todos prometen y ninguno hace, la justicia está peor cada vez.
Le voy a dar a este nuevo libro de 359 páginas una oportunidad de que antes del fin, algo mejore, mas medios, menos intromisión política, mejores jueces, ninguna tasa, mas equidad en la justicia gratuita, menos obstrucción entre los Fiscales en función de intereses o razones inconfesables, en realidad MEJOR JUSTICIA.