martes, 10 de noviembre de 2015

Desconsuelo

Anoche me vi en la obligacion de informar a un cliente del resultado, al menos inicial, de su asunto.
Fue de esas ocasiones en que el silencio que se percibe al otro lado de la línea, suena a desconsuelo e impotencia, a incredulidad y abatimiento.
Nuestros clientes, legos completos en la técnica jurídica y a los que durante semanas intentamos desvelar el arcano mundo del procedimiento, sea civil o penal, al que una vez tras otras repetimos como un mantra mágico, las pruebas lo son todos, consigue ese papel, que acredita tal, tráeme ese recibo con el que podemos demostrar cual... de repente, ante la sentencia dictada se enfrenta a una cruel realidad, el Juez decide, según su prudente arbitrio, cual de ellas le parece importante, y cual no, y tras haberte dejado la piel en el periodo probatorio y en el resumen de prueba, la anécdota es lo único con lo que un experimentado magistrado se queda a la hora de dilucidar el asunto.
Lo peor tras esto, son las aplastantes estadísticas de las Audiencias, en cuanto a la revocación o confirmación de la resolución apelada, que nos harían, en un inumerable numero de casos, y con un criterio meramente estadístico renunciar a la obtención de la verdad material, y por tanto de la justicia debida a nuestros clientes. 

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Sobrepasa...

Todo lo que nos abruma ultimamente a los Letrados sobrepasa con mucho lo asumible por cualquier mente normal.
Desde la aprobación de la reforma del Código Penal y el Estatuto de la Víctima en marzo pasado, hasta la última avalancha que incluye la Ley de Enjuiciamiento Civil, la Criminal, y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, la de Justicia Gratuita, la Concursal, la de Venta a plazos de bienes muebles, la de arrendamientos rusticos y la de los urbanos, la de hipoteca mobiliaria y prenda sin desplazamiento, la de hipoteca naval.....etc, etc, etc.
Los legisladores, los políticos, o quien sea, se creen que como el papel lo aguanta todo, los ciudadanos también.
Las reformas son tan duras y sustanciales que no admiten (aunque parece que si) una aplicación a lo bruto, como se está haciendo y en dos meses la gran revolución...el papel 0 del inclito Ministro Catalá y sus acólitos.
Nadie en su sano juicio, y tratándose de algo tan crucial como la seguridad jurídica y procedimental hace algo así.
Parafraseando a Uderzo "estos politicos están locos", pero solo los ciudadanos y los profesionales de la Justicia lo vamos a sufrir, o sea la inmensa mayoría de la población.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Fe ciega

Hoy ha sido feriado aquí y por tanto, ni Juzgafo, ni despacho ni notificaciones. 
Ha habido tranquilidad, lluvia y fe ciega.
¿Fe ciega? Pues si, con todas las letras.
Esa que solo se puede profesar a aquellas personas que están tan cerca de ti, que nunca, aunque te pidan las cosas más descabelladas, te harían daño, porque para contigo no tienen doblez. 
Esa que te hace volver a los momentos en que mamá o papá decían:"por ahí" y nosotros sin rechistar por ahí íbamos, porque ellos eran los únicos que conocían el camino seguro.
Ahora son esas personas, esos amigos, a los que encomendarías tu defensa sin pestañear y que de repente te piden que hagas algo absurdo o ridículo, pero que tú te planteas hacer con un espíritu absolutamente acrítico, porque de eso, seguro, saldrá algo bueno, aunque sea solo una carcajada compartida.