martes, 15 de noviembre de 2011

Nuevas vueltas en Familia.

    A veces pasamos semanas con un volumen de trabajo normal y con señalamientos asumibles, pero otras, parece confabularse todo contra nosotros hasta el extremo de extenuarnos.
    Mi segunda mitad de noviembre y  el mes de diciembre (hasta Navidad) se han convertido en un verdadero carrusel, señalamientos, guardias, fines de plazos perentorios, etc. Nada que os suene a  nuevo.
   Otra cosa. Desde el mes de abril, en que se celebró la vista del divorcio, llevaba casi siete meses esperando el Informe del Equipo Técnico de Familia, y desde luego, para este viaje, no precisaba yo alforjas, ni si, ni no ni blanco ni negro. Es decir, lo de siempre. Mi cliente tiene a su hijo de 15 años con él desde Provisionales, y el otro hijo, de 10 años, está loco por irse con ellos, pero la madre lo quiere porque en las Medidas se le adjudicó la vivienda familiar. El crio pequeño, el crio mayor, y hasta el padre, estos últimos expresando lo que el menor dice, han manifestado al Equipo que quiere estar con ellos, ¿¿¿¿creeis que les importa algo a la psicóloga y a la trabajadora social la voluntad del niño????. NADA.
   Pero el asunto es incluso más grave cuando en el famoso test que les hacen, el padre da 99 de sinceridad y la madre 80 y son iguales, a vosotros os parece igual, a mi no.
   Luego como son muy "buenistas" consideran que un menor de 15 años, al que los compañeros machacan por la nueva relación materna, y un padre, que al día siguiente de abandonar su casa se entera de que otro hombre está en ella besándose con la que era su esposa delante de sus hijos menores, tienen que aceptar  de buen grado, la nueva relación sentimental de la madre y que tengan una visión más positiva de las nuevas circunstancias familiares. En Madrid o Barcelona, a lo mejor es más fácil, en un pueblo pequeño es prácticamente imposible.
   Y qué decir del famoso TEST EPQ-J, os contaré una anécdota que me sucedió hace bastantes años, siete u ocho, mi cliente era un profesional de la salud mental y como consecuencia de ello, NO LO HICIERON EL TEST ¿Curioso? No, es que ni ellas mismas se fían del cuestionario, y si os molestais en leer algo sobre el tema en Internet, comprobaréis que no es precisamente la panacea para dilucidar correctamente las atribuciones de custodia, pero en este Foro, estamos a años luz de lo más eficaz en estos temas y cargamos, en mi caso personal, desde hace más de 17 años con el mismo lastre.



 

No hay comentarios: