domingo, 23 de octubre de 2011

Los acuerdos y los desacuerdos.

A veces me planteo si los clientes entienden las cosas que tratamos de explicarles, y, sobre todo, si son conscientes de lo que implican las decisiones que toman.
A ninguno de mis compañeros le resulta extraño que con un sueldo acreditado de algo mas de 1700 € netos al mes, se paguen, por el progenitor no custodio, 650 € por tres hijos.
¿Y si el progenitor no custodio es la madre? ¿Qué os parece?. A mi lo mismo me da que sea hombre que mujer, sus hijos son hijos de ambos.
El mundo en que vivimos sigue siendo profundamente machista en los conceptos y ello se demuestra en la percepción del hecho que os acabo de mostrar. 
Hasta las más feministas de las mujeres se escandalizan.
El asunto es "exprimir" al hombre. ¿O no?.
Cada día estoy más en contra del fariseismo reinante en nuestra sociedad.
Y luego tenemos a los satélites y adláteres que jalean actitudes irracionales, del estilo 'quiero ese acuerdo' y al día siguiente, tras haberlo ratificado el Juez, YA NO LO QUIERO, no es justo, la otra parte miente (pero no lo pruebo).
¡¡¡Cuanto tiempo y esfuerzo dedicamos a tejer delicados acuerdos y a explicarlo a los clientes!!!. Y luego llega el listo de turno a decirle "¡Te han engañado! ¡Le tenías que haber sacado esto y lo otro!". ¿¿¿Qué podemos hacer contra esto??? NADA.

No hay comentarios: