lunes, 24 de octubre de 2011

La vigencia de las leyes extranjeras

Hace un mes, aproximadamente, me congratulaba por las posibilidades que Internet ofrece para obtener documentos de cualquier lugar del mundo.
La pasada semana, el Juzgado, como es preceptivo, me requiere para que acredite la vigencia de Código de Familia rumano y el problema es intentar llegar a la fuente, el Consulado de Rumanía en Madrid, porque mi cliente no tiene dinero para desplazarse para conseguir la certificación, y aunque lo consiguiera, por lo que se, no se lo darían tampoco.
Las dos ideas que se me han ocurrido son, intentar conseguir un certificado de vigencia sui generis gracias a Secretario del Juzgado de Familia o del Consulado más cercano vía email. La primera opción es poco verosímil, y la segunda casi imposible. El Consulado de Madrid no coge el teléfono, el de Sevilla lo coge, pero, no pertenecemos a su demarcación y encima no saben qué hacer y en el de Ciudad Real, que es el "nuestro" tampoco lo cogen, y yo colgada de la brocha.
Y eso que ¡¡TODOS SOMOS EUROPEOS!!

No hay comentarios: