miércoles, 12 de octubre de 2011

12 de octubre

Día de la Hispanidad, Fiesta Nacional, (o como se decía antiguamente, Día de la Raza), esto último nunca lo he entendido. En fin, el Día del Pilar.
Vacaciones en mitad de la semana que descuadran la secuencia temporal lógica. Me pasé todo el martes diciendo "el lunes te lo hago..." "el lunes lo hablamos..." en fin, el descanso se agradece, pero es extraño.
Hoy quería contaros que el partido judicial de mis odios mas feroces no ceja en su empeño de amargarme la vida.
Se presentó una denuncia, al día siguiente se reiteraron los hechos y se amplió la misma. Pero el 'presunto' autor de ambas, no contento, "atacó" a una segunda víctima, et voilá, que el Juzgado de Instrucción ha mezclado todos los hechos y mi cliente, una de las víctimas, se ve imputado en unas Previas por atentado, alteración del orden público y lesiones...cómo es posible? Eso me pregunto yo. He pedido a mi paño de lágrimas particular que me haga las gestiones precisas para desenmarañar este embrollo.
Cada día tengo que apartar de mi cabeza la idea de que nadie lee los documentos que llegan a los Juzgados y discrimina de forma coherente las distintas Diligencias.
Al contrario que Hobbes, yo creo en la bondad natural del ser humano, pero también estoy de acuerdo con el aserto de la infinitud de la estupidez humana de Einstein, y me niego a pensar que en España pervive el "espíritu hidalgo" de que el trabajo envilece.

No hay comentarios: