martes, 25 de octubre de 2011

Diplomáticos.

Como os contaba ayer o anteayer, tengo un asunto con rumanos y dado que el Secretario de Familia no me ha podido dar solución, la opción que me ha surtido algo de efecto ha sido la de hablar con el Consulado de Rumania en Ciudad Real.
Me puse en contacto con ellos también por email y me han respondido. Y cual no habrá sido mi sorpresa cuando me dicen que el 1 de octubre ha entrado en vigor un nuevo Código Civil, ¿os lo podéis creer?. Al final he topado con un diplomático amable y me ha remitido por correo electrónico el nuevo Código y con ello me acredita la vigencia del mismo. 
Este ejemplo de buen hacer suele darse entre los profesionales de la diplomacia. 
Hace ya algunos años, y como consecuencia de otro divorcio con elemento extranjero, fue un diplomático argelino el que me proporcionó el Código de Familia en francés en un paquete con los portes pagados. 
Así da gusto.
Nuestros diplomáticos, me consta, hacen igual de bien su trabajo. Si hablamos de Ministros de Exteriores y de cargos de libre designación no puedo decir la misma cosa. Tenemos, a día de hoy, CUATRO COOPERANTES españoles secuestrados pero ¿DONDE ESTÁ LA MINISTRA? MISSING.

No hay comentarios: