martes, 27 de septiembre de 2011

¡Lo que estorban algunos funcionarios!

Esta tarde, a lo largo de una conversación mantenida con un ex-cliente, que se dedica a la política, nos hemos puesto, inmediatamente de acuerdo en lo que puede llegar a torpedear el trabajo diario un funcionario incompetente o, en el peor de los casos, INÚTIL.
Sobre la impericia absoluta del funcionario en cuestión, al que los dos conocemos y llevamos años sufriendo, a ninguno nos cabía ninguna duda, pero hoy, al encontrarse el mismo ausente de una reunión, todos los presentes han conseguido aprobar varios acuerdos que con el funcionario presente no se habrían alcanzado.
Todo esto me ha llevado a pensar en lo importante y necesaria que parece una profunda reforma de la función pública. Mi ex cliente lleva más de ocho años luchando contra la imposibilidad de "remover" a semejante lastre de su puesto de trabajo.
Los funcionarios, a cambio de su estabilidad económica, deberían someterse periódicamente a auditorias externas e imparciales de su trabajo. A ambos, a mi ex-cliente y a mi nos consta que el funcionario en cuestión viene produciendo una media de UN DOCUMENTO CADA VEINTE DÍAS, eso sí, su salario mensual supera los 2.500 €, vamos que cada escrito suyo sale más caro que un Informe Jurídico de Viabilidad de un procedimiento firmado por tres profesores de Universidad de un prestigioso Bufete de Abogados de Madrid.
En fin, no creéis que tengo razón, ¡¡Hay muchos funcionarios que SÓLO estorban!!!!

P.S.: Esta vez no se trata de ningún funcionario de Justicia!

2º P.S. SÓLO QUEDAN 3 DÍAS PARA EL 1º CONGRESO DE LA SOCIEDAD CIVIL

No hay comentarios: