jueves, 22 de septiembre de 2011

Gracias Internet

¡Dios, cómo adoro las nuevas tecnologías!
Ayer me reuní con una cliente extranjera para presentar un divorcio. Como sabeis, si no es de mutuo acuerdo, y ambos son nacionales del mismo país la ley material aplicable es la nacional de los contrayentes.
Asì que, en mis ratos libres, y dado que no hay Consulado de Rumanía por aquí cerca, he recurrido a Internet para intentar conseguir la legislación y ¡voilá! YA TENGO EL CÓDIGO DE FAMILIA RUMANO en .pdf....
Somos la caña, tenemos una cantidad casi inagotable de recursos. Me encanta buscar y encontrar, ahora sólo necesito un traductor rumano gratis. Por que la otra opción es dárselo al Juez de Violencia como está y que él escudriñe, entre sus conocimientos de latín, de castellano, de portugués y de italiano, el significado último. Yo lo he estado mirando por encima, y casi me atrevería a traducirlo grosso modo. ¿Lo hago? ¿Se lo entrego en rumano con un escrito diciendo que al ser una lengua romance se entiende bien el sentido y a ver qué pasa?.
Ja ja ja ja...ciertamente, pese a ser las siete y media de la mañana tengo ganas de coña.

No hay comentarios: