martes, 14 de febrero de 2012

Reniego

Hoy quiero renegar de muchas cosas.
Primero, de la insoportable capacidad de manipulación mutua existente en los matrimonios casados en gananciales, en cualquier condominio, cabe la "actio communi dividundo" pero no en este, tu no puedes obligar a la otra parte a adjudicarse el bien o sacarlo a publica subasta y no entiendo porqué. Es una más de nuestras aberraciones jurídicas.
Segundo, de la insostenible arbitrariedad de la Fiscalía, si en la vista del divorcio apoya el mantenimiento de las Medidas Provisionales, por qué se opone a una apelación que pretende restituir las disposiciones económicas a ese Auto y cumplir con el precepto 146 del Código Civil, que se abonen los alimentos en función de las capacidades de quien los da, y no para solucionarle la vida sin trabajar a su ex esposa.
Tercero, de que mi representante me haya "echado" de mi casa profesional por la que pago religiosamente un pastizal, no me permite reunirme con mis compañeros, ni tener un sitio para esperar entre juicios o durante las guardias, se ha apropiado de lo que no es suyo sino de todos nosotros.
Cuarto, de la práctica impunidad de los padres que usan a sus hijos por puro egoísmo, los manipulan, los secuestran física y/o emocionalmente, les perjudican, les dañan.
Quinto, de la inacción frente a los abusos a nos someten desde todos los ángulos y perspectivas.
Hoy reniego.

No hay comentarios: