jueves, 16 de febrero de 2012

Me pasa cada cosa!

Hoy he tenido un día raro.
Ayer a última hora me citaron para una comparecencia del 505 LECr para esta mañana a las 9. Me he encontrado con un joven compañero contrario que, desconociendo completamente nuestro Código Deontológico y haciendo caso omiso de mi prohibición expresa, ha estado hablando con mi cliente. Me he puesto hecha un basilisco, no era para menos. Trataba de alegarme que una supuesta visita de mi cliente con su marido/agresor para entrevistarse con un compañero de despacho le daba derecho a violar las normas éticas. Dios era una draga con tacones de serpiente!!! Qué pasada las nuevas generaciones!!!.
Luego, esta tarde en el despacho he tenido una conversación telefónica con otro compañero, este de una dilatada trayectoria profesional, qué diferencia de trato! qué saber estar y qué saber pedir!, vamos que la educación se nota y mucho, !un traje gris, una camisa blanca y una corbata NO HACEN A UN ABOGADO!!!!!!! Los jovenzuelos deberían irse enterando.
Luego me ha llamado otro compañero, un Procurador, tiene un problema, una sentencia de divorcio de mutuo acuerdo (con la pertinente apostilla de La Haya) en francés y necesita traducirla.
Al final del día tengo un regusto triste por culpa de un niñato y una juez incompetente instruyendo y otro sentimental porque he visto a un juez siendo persona, preocupado por una víctima que no sabe aprovechar la salvación que se le ofrece y que ante dos Letrados y un Fiscal ha admitido que el "presunto" era el personaje más peligroso que había tenido en su despacho en el último año y medio, esta realmente concernido por el asunto. Hoy me cae, como Juez, menos mal que de costumbre (como persona no le conozco para juzgarle, aunque parece majo).
Para terminar, el otro día pedía ideas para mi liquidación de gananciales, y llevando dos días dando vueltas, al final he tenido una, si se puede hacer ya os lo comunicaré.

No hay comentarios: