viernes, 10 de febrero de 2012

Comentario a Sentencia.

Ayer aunque no lo comenté, fue un día importante para los ABOGADOS DE A PIE de este país.
El derecho sagrado, inviolable y fundamental de defensa, materializado en la invulnerabilidad de las comunicaciones entre abogado y cliente, fue puesto en valor por el más alto Tribunal jurisdiccional.
Y hay que hacer, respecto del juicio sentenciado ayer, dos reflexiones fundamentales:
1ª) Los abogados saben hacer su trabajo de forma impecable, defendiendo sus derechos fundamentales y los de sus clientes.
2ª) Los "capitostes" de la Abogacía , han actuado como suelen, dejándonos en la estacada. Obviando los acuerdos adoptados por las Juntas y Asambleas.
Esto último debe hacernos pensar en que si no sirven para defender a los letrados, para qué sirven?, para qué mantenemos al Consejo General de la Abogacía Española y a los Colegios de Abogados si no son capaces de luchar por sus colegiados?.
No olvidemos que para ejercer nuestra profesión la colegiación es obligatoria, y, por lo que parece, inútil.
Todos somos conscientes de la desunión crónica e inabordable de nuestro colectivo, pero algo debe hacerse para poner fin a ese individualismo atroz y cancerígeno que nos corroe y nos hace aparecer ante la sociedad como tiburones huraños y estilitas.

No hay comentarios: