sábado, 31 de marzo de 2012

Lluvia

Tras meses de sequía, está lloviendo.
Ojalá la sequía de sensatez y sentido común que nos está agostando, acabe de una vez.
Quizás lo mejor sería una lluvia fina y constante que empapase bien el suelo yermo de nuestra sociedad mortecina, en lugar de chaparrones torrenciales que erosionarían aún más las capas superficiales débiles.
La incógnita es, de dónde saldrá ese líquido imprescindible? Desde las conciencias de los individuos o desde las nubes de la casi inexistente sociedad civil.
Como decía un conocido cantautor extemeño "tiene que llover, tiene que llover..." pero lo hará?.

No hay comentarios: