sábado, 21 de enero de 2012

Nuevos tiempos

Hoy se ha iniciado un nuevo tiempo. Algunos están esperanzados y felices. Otros, por el contrario, tienen los peores augurios.
Como no nos es dado conocer el futuro con antelación, debemos esperar acontecimientos.
Las primeras impresiones no ofrecen visos tranquilizadores, por contra, inspiran una total desconfianza. El problema, como casi siempre, es que todos tenemos pasado, reciente o lejano, pero, en cualquier caso, conocido y/o accesible.

No hay comentarios: