sábado, 28 de enero de 2012

Lo cotidiano

Como sábado que es, y gracias a que no tengo este fin de semana trabajo pendiente, mi día ha sido normal.
Esta mañana he dado una vuelta por el Corte Inglés y me he hecho con uno de esos asientos de masajes shiatsu, pero como el demonio las enreda, hasta esta noche no he (hemos) podido probarlo. La verdad es que resulta una gozada, y eso que hoy no tenía tensión de la que recuperarme.
Cuando estaba en ECI, me he encontrado con un compañero, que me consta trabajador e implicado, y hemos mantenido una agradable charla a propósito de transparencia en la toma de decisiones.
Su voluntad es muy notable, que su entorno la comparta es otra cosa, pero tiempo a tiempo, tal vez aún no conoce todos los perfiles.
En fin, voy a ver la versión americana de Millenium, la europea fui incapaz de aguantarla más de cinco minutos.

No hay comentarios: