lunes, 30 de enero de 2012

El gran día

Mañana, por fin, es el (mi) gran día. Si, tras años de trabajo, intenso a veces, aburrido otras, extenuante muchas, desesperante casi todas, mañana Luis Cortés se sentará en el banquillo de los acusados.
Será una mañana de encuentros esperados y de ausencias, personales y profesionales.
Me falta gente y hecho en falta a algunas personas.
Algunos de los que, en mi opinión, deberían sentarse en el banquillo, esperan mejor ocasión y ubicación . Otros estarán presentes en mis recuerdos y mis pensamientos.
Al final se va a hacer justicia, o al menos, la parte de justicia que nos es dado practicar en una Sala de Vistas.
Todo está listo ya, mi cabeza, sin embargo, parece una jaula de grillos en plena ebullición, nada puede, ni debe salir mal, pero ya se sabe, "Dios propone, la mujer dispone, y el hombre todo lo descompone".(El hombre es el acusado principal).
7 años, 2555 días, 38 tomos y 27 AZs, 225.000 € de responsabilidad civil, 18 acusados, casi 300 testigos, todo ello compendiado en una mañana y una sentencia. Y tras ello todo acabará.
Nunca volveré a tener un asunto igual, pueden ser más largos, más enjundiosos, más importantes, en dinero o prestigio, pero ningún otro tendrá la relevancia personal de éste.

No hay comentarios: