jueves, 26 de abril de 2012

Jornada laboral

Hoy ha sido un día de trabajo muy poco normal.
Me he visto buscando y rebuscando un documento original entre los Autos originales de un procedimiento. No os creáis que eran dos tomitos de nada, he revisado nueve tomos, y lo mejor es que del documento no hay mas rastro que la copia!!!!.
La idea que ha terminado provocando este tremendo y enlentecedor entuerto era buena, el Juzgado hacía una copia de los volúmenes de la causa para evitar extravíos y esa fotocopia se le daba a las partes para fotocopiar.
El enredo surge de que la Pieza que tenemos es la fotocopiada, y el gran misterio, digno de Hércules Poirot o Agatha Christie, es que nadie sabe nada de la Pieza original.
Todo esto carecería de relevancia si no fuera porque estamos hablando de una morterada de pasta y como no aparezca el documento nos vamos a reír, como diríamos aquí, una "jartá"!
Esperemos que se desfaga el entuerto.

No hay comentarios: