sábado, 28 de abril de 2012

El tiempo se escapa

Ayer no hubo post, no por falta de voluntad, si no porque cuando me quise dar cuenta era casi la una menos veinte de la madrugada.
Por eso decidí tomar rumbo a mis aposentos privados, ponerme el pijamón a rayas y zambullirme, con lo pies por delante, en mi camita.
Os cuento ahora lo que sucedió por la mañana. Tuve un par de cositas "curiosas", estaba en el Juzgado presentando una cosa y me llama un Procurador para decirme que me tiene unos Autos para calificar (un tocho de casi doscientos folios), como estaba en la casa, le pido que baje y nos veamos, cual no sería mi sorpresa cuando veo que el asunto NO ERA MÍO. Le hice acompañarme al Juzgado de Violencia, donde por no molestarse en leer y como vieron mi nombre por ahí, habían decidido que yo me haría cargo del asunto. Estaba hecha una draga, el tema venía de un juicio que tras casi año y medio, se celebró la vista hace poco y al recurrir el acusado estamos en trámite de oposición a la apelación. Es una víctima del Turno a la que me gustaría olvidar, no tanto por ella personalmente, como por su situación psíquica.
Al final con mi comparecencia diciendo que nada tengo que ver con el asunto, se ha saldado, porque me veía haciendo el "primo" otra vez defendiendo a quien no quiere realmente esa defensa.
La ley de protección integral convierte a los funcionarios de los juzgados de violencia en grupos organizados de feminazis prepotentes sin que piensen, ni por un sólo instante, en el daño que se causa a las verdaderas víctimas, sean estas mujeres, hombres, hijos, nuevas parejas, etc. Allí nadie cuestiona a las "víctimas" aunque sean más falsas que una moneda de tres euros, son mujeres y su palabra es LA LEY, aunque cada cosa que salga de su boca sea una mentira, empanada con un embuste, guarnecida con un motivo espurio y regada con una venganza añejada y avinagrada.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sorprende mucho encontrar opiniones valientes y sinceras sobre este tema tabú, que constituye una página muy oscura en la historia de la legislación de nuestro país.

Creo que un indicador muy claro del valor de la personalidad de cada uno, es el hecho de atreverse a defender ideas justas (o señalar y criticar las injustas) cuando uno debe hacerlo a contracorriente.

Mi más sincera enhorabuena.

Unknown dijo...

Esta frase es para enmarcar: "La ley de protección integral convierte a los funcionarios de los juzgados de violencia en grupos organizados de feminazis prepotentes sin que piensen, ni por un sólo instante, en el daño que se causa a las verdaderas víctimas, sean estas mujeres, hombres, hijos, nuevas parejas, etc. Allí nadie cuestiona a las "víctimas" aunque sean más falsas que una moneda de tres euros, son mujeres y su palabra es LA LEY, aunque cada cosa que salga de su boca sea una mentira, empanada con un embuste, guarnecida con un motivo espurio y regada con una venganza añejada y avinagrada."
Este blog debería de ser de lectura obligada en todas las facultades de Derecho de España, para que l@s futur@s abogad@s aprendan lo que es un abogad@ serio y profesional y así dar paso a letrados que cumplen con el "CÓDIGO DEONTOLÓGICO DE LA ABOGACÍA ESPAÑOLA" para limpiar despachos y juzgados de "presuntos delincuentes", "sinverguenzas" y "cobardes".
Gracias MAJG por este magnífico blog y por tu profesionalidad !.

Fausto1880 dijo...

Gracias