lunes, 16 de abril de 2012

Divorcios y bienes

Como es lunes, hoy el trabajo no podía faltar. Una reunión esta mañana, luego visita al Juzgado para conseguir hacer dos de las tres cosas que me llevaban hasta allí.
Esta tarde una cita con una cliente, la señora rumana de la traducción, por fin el miércoles se celebrará la vista de sus Medidas Provisionales. Si el marido no se presenta estaba por pedir que siguiéramos hasta el Juicio de Divorcio, básicamente por terminar con el suplicio de ella que lleva diez meses para conseguirlo.
Luego preparación de una nueva demanda de formación de inventario para liquidar gananciales. Si me descuido se me pasa, lo había hablado con el cliente, pero estaba absorta en otras cosas, menos mal que tenía el inventario ya por escrito, casi ha sido un copiar y pegar, porque ya habíamos intentado liquidar de mutuo acuerdo. De la próxima demandada ya os he contado alguna anécdota (las zapatillas de boatiné) se le ha ofrecido un acuerdo difícilmente mejorable, y nos ha dado la callada por respuesta. Nosotros perdemos tiempo, ella muchísimo más.

No hay comentarios: