viernes, 25 de mayo de 2012

Timos

Ayer no tuve tiempo de escribir, aunque creo que dará igual si hago hoy el aviso.
Hay un hombre mayor, de pelo canoso, con una carpeta azul, que va por los despachos de abogados, con tarjetas de compañeros, tratando de sacar algo de dinero. MUCHO CUIDADO es un timo.
Ya se no es el único. Últimamente también ha resultado un timo, al menos para mucha de la gente que conozco, lo que nos está pasando en
nuestra casa. Parecía una cosa y es otra, vamos, papelitos en lugar de billetes de quinientos.
En la mayoría de las ocasiones nos ocurre como con el timo de la estampita, la avaricia nos puede, aunque en nuestro caso me atrevo a afirmar que ha sido la del timador.

No hay comentarios: