martes, 15 de mayo de 2012

Recurso de revisión

Ayer no hubo post ya que me ocupé en celebrar el acontecimiento sucedido once años atrás, era el cumpleaños de mi hijo y le dediqué la tarde.
Hoy he vuelto a la normalidad enfrentándome, sin éxito, pues estaba más espesa que el puré de patatas, a un recurso de revisión frente a un Decreto de un Secretario. Creo estar en el buen camino con los dos Autos del Supremo de enero y febrero de este año que he encontrado, pero me está costando emperejilarlo, por culpa del calor seguramente.
Qué difícil es a veces conjugar todos los intereses y circunstancias que rodean nuestros pleitos de Familia. Por un lado piensas, mientras la apelación se resuelve, solicito la ejecución provisional, pero si lo hago, mi contrario ejecutará el Auto firme de Medidas Provisionales, y mientras tanto el cliente sigue obligado a pagar alimentos cuando la mitad de los alimentistas está comiendo, viviendo y vistiéndose a su costa, pues vive con él, y la bruja denunciante de violencia de género se "chulea" los euros con sus amantes (de ambos sexos).
Es muy complicado atinar con la tecla a tocar para que no se desafine el piano.

No hay comentarios: