lunes, 7 de noviembre de 2016

Turno de Oficio.

Esta tarde, el renombrado Ministro de Justicia, ha tenido a bien, en su toma de posesión, y como si dee una concesión graciosa o una dádiva se tratase, anunciar que se va a ordenar el pago de los emolumentos de los abogados de oficio del Territorio Común o Territorio Ministerio. Esas mismas cantidades que los pobres letrados de a pie justificamos, tras haber trabajado, desde muchos meses antes, en los meses de abril, mayo y junio.
¿Alguien imagina que a un Juez se le abonase, con baremos de 1996, un sentencia dictada en el mes abril, en el mes de noviembre? ¿Creen que lo soportarían? El primer mes, tal vez, el segundo montaban un estaribel que paralizaban la justicia de este país.
Pues eso es lo que nos sucede a los miles de abogados de oficio. Que cobramos del Ministerio, tarde, mal y nunca, pero en contrapartida, el mismo nos exige, impone y obliga muchas a cosas, desde ser los secretarios personales de los justiciables rellenandoles las solicitudes de Justicia Gratuita a cambiar los ordenadores y sistemas operativos por su inoperante invento de LexNet, eso sí, con premura y diligencia por nuestra parte.
Y por otro lado, tenemos a la Abogacia institucional, la que está con el Ministro en los eventos, porque en otras partes no les vemos. Y si están, su política de comunicación es pésima, ya que no nos llegan esas "voces que se oyen en Toledo" cuando se le reclama al político por los derechos más elementales de los letrados a quienes representan.
No les oímos alzarle la voz a Catalá exigiendo #DignidadTurnoDeOficio

No hay comentarios: