martes, 1 de julio de 2014

Julio en los Juzgados.

Hoy ha dado comienzo el ultimo mes del "Año Judicial", que, como sabemos, hasta ahora, se había venido rigiendo por los asuntos civiles, y al ser agosto inhábil, terminábamos el curso el 31 de este julio.
De momento, y hasta que el Ministro no imponga otra cosa, seguimos teniendo agosto como mes de asueto y descanso, los abogados y los procuradores. Los demás intervinientes en estos temas forenses, se toman las vacaciones cuando les parece, entre mediados de junio y finales de septiembre.
Pero quiero referirme a lo raro que es el séptimo mes del año natural y a cómo ha cambiado a lo largo de las dos últimas décadas. Cuando yo aterricé en este mundo, desde lel 15 en adelante, nadie señalaba vistas, exceptuando cosas urgentes y causas con preso, ahora da igual que sea 4 que 24, tienes juicio. Sin embargo los pasillos parecen y aparecen mucho más desocupados que de costumbre, será porque intentamos todos pasar la menor cantidad de tiempo posible allí.
Los clientes son otro cantar, todos tienen una prisa monstruosa para que presentes sus demandas antes de irte, como si eso fuera a solucionar su problema, cuando los trámites son los que son, y no hay posibilidad de acelerar el hecho de que en agosto no corre el plazo para contestar una demanda, ni hay vistas, ni cosas similares.
Julio como digo es raro.
 

No hay comentarios: