jueves, 27 de noviembre de 2014

¿Víctimas o verdugos?

Las falsas víctimas de violencia de género, que abusan del sistema y nos usan a todos de coartada, son las peores de todas la víctimas.
Cuando por desgracia tienes que lidiar contra una de ellas, todo se convierte en una verdadera pesadilla, para el condenado y para su abogado.
Son esas que buscan y "encuentran" cualquier excusa para inducir a la otra parte a quebrantar y tener así una excusa para volver a denunciarle.
Les buscan, les acosan, tratan de comunicarse con ellos, y lo malo es que como ya gozan del título oficial de víctima, al condenado nadie, nadie, le hace caso, empezando por los miembros del SAF. y siguiendo por el policía de custodia de la maldita víctima, que tiene de eso lo mismo que yo de fraile.
Lo peor es que, tienes que acaban enfadándote y acompañando tu al pobre hombre a Comisaría, o en otro caso, nadie quiere tomarle la denuncia por la presión y hostigamiento de la victima. La orden de protección es el salvoconducto ideal y judicial para abrumar, atosigar y agobiara aquel a quien supuestamente se le tiene miedo.
Ni todas las que denuncian son víctimas, ni hay que desoir las mas que fundadas quejas de los hombres deben ser dejadas en el limbo.
Pasan de ser víctimas a convertirse en verdaderos verdugos.  
Hay que proteger a las mujeres, pero no hay que machacar a los hombres.

No hay comentarios: