lunes, 10 de noviembre de 2014

Alegar sin contar.

Esta tarde tenía una tarea complicada, debía formular alegaciones frente a una posible inadmisión de un recurso contencioso administrativo.
En principio no parece ofrecer más dificultad que la de mostrar de manera clara y precisa lo que se pide en el recurso, dejando claro que el mismo cabe y es legítimo en el fondo y en la forma. El problema residía en que no puedo contar todo lo que se, porque oficialmente no se nada. Debo acreditar la indefensión pero no puedo afirmar en que parte concreta del expediente administrativo me están dañando. 
El delicado equilibrio lo he resuelto, por el momento, contando sin contar, diciendo sin decir.
Sólo falta que quien tiene que leer lo lea todo y lo entienda.

No hay comentarios: