jueves, 6 de noviembre de 2014

No podemos hacer mas.

En muchas ocasiones, pese a los esfuerzos de los abogados, de la familia, de los amigos, nuestros clientes, ellos solitos, se meten en unos jardines de los que nos resulta prácticamente imposible sacarles.
Estos personajes suelen contar con la inestimable colaboración de sus "ex", que, como no puede ser de otra manera, son las que mejor conocen sus puntos débiles y los mejores lugares y momentos para el ataque sibilino.
Les puedes decir lo mal que se le pondrán las cosas, lo poco que colaboran en su defensa, que todo lo que hacen sólo les perjudica, que se están cavando su propia tumba, y les da igual.
Ellos que suelen ser muy listos, o al menos eso es lo que creen, siguen haciéndolo todo mal y peor, con tal de hacer lo que ellas quieren.
Me canso, se me seca la boca de repetir, hasta la extenuación "eso no, eso no, eso no" y deben pensar que a mi me beneficia que ellos lo hagan bien, cuando lo único que quiero es que no acaben en la trena.  

No hay comentarios: