miércoles, 4 de junio de 2014

Es de agradecer.

Esta mañana he acudido a un Juzgado en el que las deficiencias parecen multiplicarse como la mala hierba, pero no por culpa de los funcionarios, si no por la inexistencia de soluciones por parte de la Gerencia del Ministerio.
Sin embargo, y pese a todo, la eficacia, la diligencia, la voluntad de ayudar, han sorteado todos los obstáculos con la celeridad y resolución más encomiables.
Del primero al último me han prestado su apoyo para que obtuviera lo que necesitaba en el momento preciso.
Muchas veces me quejo, pero hoy sólo puedo tener palabras elogiosas para los funcionarios del Juzgado.
GRACIAS.

No hay comentarios: