jueves, 31 de octubre de 2013

Siniestro

Ese es el lema del día, ya que, a imitación de los estadounidenses, celebran la víspera de Todos los Santos, con calabazas, monstruos y disfraces pseudogóticos.
Pero lo cierto es que Halloween podría ser el trasunto de la Justicia en España. Desde hace unos diez o quince años, como la moda de celebrar la fiesta importada, el deterioro de nuestro sistema, tanto jurídico, como judicial es apabullante y exponencial.
Todo vale, desde demandas sin suplico y apelaciones sin fundamento hasta Sentencias incomprensibles, informes fiscales absurdos y procedimientos encarecidos por la imposición de tasas gallardonianas.
Nosotros culpamos a los que cobran del Estado, estos a nosotros, los justiciables a todos, y al final hay muchos culpables, pero ningún responsable y menos aún alguien con los conocimientos necesarios, la voluntad imprescindible y el poder suficiente para poner fin a este declinar paulatino y constante.

No hay comentarios: