miércoles, 30 de octubre de 2013

La moda judicial femenina y sus cabelleras.

El post va a ser frívolo hasta la extenuación, si, voy a hablar de los modelitos que gastan las de puñetas y medalla de nuestro, amado, y a partes iguales, odiado, foro. 
Tenemos una variedad por Juzgado, así que, comenzando por la 4ª, iremos bajando hasta el sótano. 
Desde la sobriedad en pantalones, con melenita manejable, hasta las gabardinas imposibles de oscuro melenon. Conozco más a una que a la otra, pero no las aprecio por igual, así que sabiendo positivamente, que no soy objetiva, prefiero los Roberto Verino (yo, como todos, tengo filias y fobias) y las melenas cuadradas (¡como la mía!).
Bajamos y topamos con cuatro estilos, el primero me recuerda a la primera, pero mucho más arriesgada en el calzado, aunque el paso por la peluquería es "sólo para corte", es fresco y divertido. Siguiendo el sentido de las agujas del reloj, ¡Dios que pelo de los ochenta con las puntas hacia dentro, y ese volumen... En pantalones regular, en falda depende, lo mejor, algún vestido con chaqueta, los zapatos, para olvidar. Llegamos a Zara última semana, bonito color...de pelo...pero Inditex debería pagarle, es un muestrario completo, hasta las botas altas...todo, todo y todo. Llegamos a la otra esquina. Imposible domar los dorados rizos, así que, coleta que te crió, el gusto por los coleteros, vintage, los modelos Montepicaza no me gustan, pero es a mi.
Llegamos a la segunda. Siempre bailarinas, y esos pijama-pants, podía ser Inés de la Fressange, y o no lo sabe, o no lo quiere saber.
Primera. El modelo capilar, alternativo, la ropa, a veces, las botas de agua de Hunter (a mi también me gustan, pero en turquesa, y esas sólo en Madrid, Londres o Amazon).
Estamos ya a ras de suelo. Escada o similar con melena que debió conocer mejores días, adoro las minifaldas. Dependiendo del día, me encanta o la metería en el probador de cualquier boutique, que sea capaz de andar con sandalias de tiras, lo admiro, la melenita, no comment.
Sótano, al corte le falta forma y le sobran marrones, tostados y beiges, versión 2.0 de Montepicaza.

No hay comentarios: