martes, 22 de octubre de 2013

¡Dios, que día!

Para olvidar, tachar del calendario, meterse en la cama bajo el edredón y no querer saber nada de nadie.
Pues eso, que el día, meteorológicamente de perros, lo ha sido en todos los sentidos.
He tenido que pelear, hasta la colación contra un Fiscal para preservar la intimidad y el domicilio de una víctima de su agresor.
He tenido, bueno, no he dado opción a los acusados, que aguantar las excusas de quién se presenta a un juicio señalado a las 8:20, que se presenta a juicio a las 10, creyendo, o eso pretendían hacerme creer a mi, que era por la diferencia horaria con Portugal.¡Qué bronca, Dios, que bronca!. Tenían mi nombre y la posibilidad de llamarme desde diciembre del año pasado y me llaman hoy a las 10.
Y para rematar la faena, escrito de nulidad de actuaciones contra el Juzgado de Sevilla que dictó Auto de P.A., sin proveer mis escritos, sin convocarme a declaraciones, sin notificarme nada y que se queda tan tranquilo alegando, frente a mi escrito, que no me suspende el plazo para recurrir, porque las actuaciones (no se cuales) estaban en el Juzgado a m disposición, pero sin comunicármelo.
Lo único bueno ha sido que tras la declaración d mi cliente, es casi seguro que van a sobreseer y archivar las Previas contra él.
La desidia se ha instalado por doquier, de la Magistrada a la Secretaria, del tramitador al gestor, y a nadie le importa un rábano lo que ocurra.
Y eso que no voy a hablar del asco que me produce la celeridad con que la Audiencia Nacional y la Fiscalía de la misma han acatado la sentencia del TEDDHH.
A este paso, todo nos explotará en la cara.

No hay comentarios: