miércoles, 10 de octubre de 2012

... Y los ganes

Bien dice la maldición gitana, pleitos tengas y los ganes, porque, como a todos los letrados os consta, es casi peor.
Cuando pierdes un pleito sabes perfectamente qué hacer, recurrir el asunto y listo. Pero cuando lo ganas empieza el particular "via crucis" del vencedor.
Empiezas por esperar la firmeza, y si es una conformidad, ya se supone que es firme y ejecutiva, siempre que no aparezca un enredador profesional y necesite esto y lo otro y lo de más allá, eso si, siempre en perjuicio de las víctimas y de los daños colaterales que somos los abogados.
Nuestros clientes no reciben sus indemnizaciones y nosotros no percibimos nuestros honorarios, y así meses y meses y meses y meses.
En fin, no se si desearos que ganéis muchos pleitos o no, porque realmente no tengo claro que eso no sea un caramelo envenenado.

No hay comentarios: