martes, 9 de enero de 2018

Mas de lo mismo

El principal handicap de la especialización de un abogado, es que a veces, tienes la amarga sensación de hacer siempre lo mismo.
En los últimos meses han sido las Ejecuciones de Familia (EFM) en Minerva, y ahora las Medidas Paterno filiales. Son, como a ningún letrado se le escapa, rachas que vamos pasando, pero que acaban por hastiarnos un tanto.
Ya sabemos que cada procedimiento es diferente del otro, tiene sus peculiaridades, sus entresijos, pero no podemos sustraernos a ese pensamiento fugaz de dejá vu cuando redactas la tercera demanda en parejas de hecho en dos semanas.
Por eso, a veces agradecemos la vidilla que nos da un asunto que se complica, un recurso inesperado o una prueba bizarra propuesta por la otra parte. Eso nos despierta y nos saca de la monotonía.
A pesar de todo, y aunque sea con una pizca de aburrimiento, benditos sean todos y cada uno de los procedimientos que llevamos, porque todos y cada uno nos ayudan a llevar el pan a casa.

No hay comentarios: