miércoles, 17 de enero de 2018

Algunas veces...

      Algunas veces, aunque yo diría la mayoría de ellas, las mentiras tienen las patas muy cortas y en cuanto lees con atención y cotejas todas las pruebas que tienes, hueles y ves los motivos espurios del denunciante.
La próxima semana tengo una declaración de investigado y si se le hiciera caso exclusivamente a la denuncia, poco menos que mi cliente es un salvaje. 
Luego sigues y te encuentras un documento ex processo, en mi tierra eso se llama estafa procesal, el informe del perito judicial, que aunque es un poquito parcial, reduce considerablemente las pretensiones del denunciante de cara a una responsabilidad civil.
Y ya por último, tengo la declaración y las pruebas documentales, grabaciones de video y de audio incluidas, que terminan de desmontar la película de terror que el fulano había montado.
Hasta para saber mentir hay que tener estilo, y este tipo, de eso anda escaso, aunque le sobren contactos en los Juzgados, no en vano es perito judicial, pero no por ello sincero.

No hay comentarios: