martes, 22 de abril de 2014

Más matrimonial.

Mas matrimonial, esta vez en versión contenciosa, o si se prefiere, me importa un comino lo que me ha dicho la Juez y hago lo que me sale de los mismísimos.
Hace casi un año, plantearon a una cliente mía una modificación de medidas de divorcio, la recordaréis porque os he hablado de ella, la demanda que no tenía suplico.
En primera instancia la desestimaron casi íntegramente, sólo se aceptó que "cuando por causa justificada no pudiera recoger al menor, lo podría hacer quien él determinase". En la segunda, la desestimación fue completa.
Como al personaje no le gustaron ni la primera ni la segunda sentencia, ha decidido que hace lo que le da la gana. 
Esta mañana me he desayunado con un mensaje que le ha enviado a mi cliente en el que dice, que por razones laborales, que ni explica ni acredita, va a hacer lo que quiera y será su padre quien recoja al menor SIEMPRE. Vamos que la Juez se vaya a la porra, que el que decide es él.
Eso tiene un nombre, desobediencia, ¿Creéis que se va a hacer algo como privarle de visitas? No, no pasará nada, como siempre.

No hay comentarios: