viernes, 25 de abril de 2014

Como en Resurrection

Es la serie que veo los jueves por la noche, pero llevo un par de meses que es jueves todos los días laborables. 
Sin ánimo de ser exhaustiva, los hechos son los siguientes, desde principios de año están resucitando, vía Ejecutorias penales, muchos asuntos, juicios rápidos y procedimientos abreviados de los años 2008 y 2009. 
Se están revocando, inmisericordemente, suspensiones de condenas privativas de libertad.
Y hoy ha sido el culmen, una Ejecutoria de un Juicio rápido, la condena era de 100 horas de trabajos en beneficio de la comunidad, en febrero se dictó un Auto para evitar la prescripción, estaban a punto de cumplirse los cinco años, el cliente, desde el día del juicio, nunca volvió a dar señales de vida, y me envía la Procuradora una Providencia junto con un escrito realizado a mano por el condenado, en el que, tras recurrir en reforma y subsidiariamente en apelación, solicita la condonación de la pena, ya que sufre una enfermedad degenerativa que le produce terribles dolores...¿Y ahora qué?

No hay comentarios: