viernes, 22 de noviembre de 2013

Y las cosas se encarrilan

Hoy es de los días en que, tras muchas turbulencias, todo parece tomar forma y enderezarse.
Para ser viernes no está mal.
Mi juicio de Familia ha durado literalmente tres minutos, no estoy segura de que haya dado tiempo a iniciar la grabación. Por ambas partes, en la puerta, se ha demostrado buena voluntad y ganas de colaborar, así que reducción de los alimentos a lo razonable y régimen de visitas normal.
Luego me ha dado vidilla un asunto que creía muerto y esta resucitando, 
Y por último tengo novedades que ya os desvelaré en el momento procesal oportuno.
Feliz Finde.

No hay comentarios: