martes, 12 de noviembre de 2013

E la nave va

A veces el tiempo judicial parece detenerse, otras su movimiento es lento, pero seguro, y lo cierto y verdad es que cuando la justicia se pone en marcha es como un pesado carro de bueyes por un camino blando y enfangado, parece que nada sucede pero al final llega a su destino y descarga su mercancía.
Los que piensan que los pleitos que llevan años tramitándose con una lentitud pasmosa nunca van a acumular mas que polvo, están equivocados, y se dictan Autos de Procedimiento Abreviado y se abre Juicio Oral y se termina celebrando la Vista Pública y hay Sentencia y Condena y ya nada vuelve a ser igual.
Aunque se diga que una Justicia lenta no es Justicia, es mas Justicia que la impunidad.

No hay comentarios: