miércoles, 13 de noviembre de 2013

Miedo me da.

Cada día es peor, la ausencia de responsabilidad de los Magistrados de cualquier orden jurisdiccional, está provocando que sus decisiones sean cada vez más erráticas y disparatadas, cogiendo el rábano de los asuntos por las hojas más tangenciales de las pruebas con el olor de la jurisprudencia más parcial.
Leyendo las últimas decisiones judiciales veo que ni se leen los escritos, ni las pruebas, ni nada, y si se leen algo, lo hacen como los malos estudiantes, el folio en diagonal, y como si fueran analfabetos funcionales, no comprendiendo lo que está escrito, porque la opción de que no quieran comprenderlo, por pereza, malicia o cualquier otra perversa o ilícita razón, es algo que aún me niego a aceptar... Aunque a este paso, todo se andará.

No hay comentarios: