jueves, 4 de julio de 2013

Que día!

Hoy tenía mi último señalamiento civil por este año judicial. Ha sido un procedimiento ordinario y pese al montón de testigos, hemos sido muy buenos ambos Letrados, y hemos sido breves en los interrogatorios y en las conclusiones... El Juez nos lo ha agradecido...
Pero mi día ha terminado con un regusto muy muy amargo para mi. Me he tenido que enterar por un traslado previo de la demandada, a la que ganamos en primera y segunda instancia y a la que debió lanzarse el día 1, que mi cliente, el demandante/ejecutante le ha firmado un contrato de arrendamiento del mismo inmueble de que debió ser lanzada. Lo peor ha sido el modo de enterarme.
El contrato, desde luego no tiene desperdicio, incluye una cláusula abusiva atentatoria contra la intimidad del inquilino, y además otorga un régimen de visitas a favor de los arrendadores sin contar con el padre de sus hijos.
No comprendo nada, será porque estamos en julio y mis neuronas están agotadas y agostadas.

No hay comentarios: