martes, 9 de abril de 2013

Vista de Ordinario.

Tengo mañana una vista, me diréis que las tengo a menudo, pero esta es diferente, mucho.
No se trata de una vulgar reclamación de cantidad, es más complicada, tengo que probar la responsabilidad de un profesional que ha realizado su cometido de forma que ha perjudicado al usuario de sus servicios.
Lo peor es que la decisión final depende de un tercero ajeno al que realmente le importa un rábano lo que suceda.

No hay comentarios: