viernes, 12 de abril de 2013

Algo bueno.

Nuestro trabajo tiene, muchas veces, compensaciones personales que nos las proporcionan nuestros clientes.
Los que te invitan a un café, te dan las gracias de corazón por escucharles, te regalan huevos de campo, jamones o vino , o que te dan dos besos y un abrazo al despedirse después de una reunión.
Ellos son los que nos reconcilian con la humanidad después de sufrir la agonía de de los exigentes, intransigentes, incordiantes, sabiondos, molestos, entrometidos, abusones, etc de muchos usuarios del SOJ que soportamos diariamente.
Algo bueno es un cliente que entiende que tu trabajo es importante y lo reconoce.

No hay comentarios: