miércoles, 29 de octubre de 2014

Y tiene derecho a mentir

Es de sobras conocido por los que nos dedicamos al derecho penal, aunque sea de forma esporádica, que los acusados, todos, tienen un derecho inalienable, jurisprudencialmente reconocido, el derecho a mentir.
Esta mañana, en una Sala de vistas, hemos sido testigos, todos los allí presentes de la materialización del mismo. En boca de una muy vieja conocida contraría mía desde hace más de siete años, y como una excusa novedosa.
Desde el año 2007, lleva acumuladas una ingente cantidad de denuncias por incumplimiento del régimen de visitas, con un considerable número de condenas, y hoy, su sexto o séptimo abogado, ya he perdido la cuenta, ha encontrado la piedra filosofal, decir que ha sucedido lo que se denunció como no sucedido. Y, por supuesto, lo ha adornado con un testigo falso, que la llevó en coche, sin tener carnet ni vehículo, a cumplir con sus obligaciones.
Se nos ha pedido que probemos lo inexistente, la probatio diabolica por excelencia.
Pese a las dificultades, mi compañera de despacho, se ha desenvuelto estupendamente. y ha aprendido en estrados la existencia del derecho que repele a la moral mas laxa.

No hay comentarios: