martes, 7 de octubre de 2014

Muy bien.

La jornada de hoy ha sido completa, hemos terminado después de las 9 de la noche.
Y mi padawan, entregada como está a aprender, y dispuesta a trabajar bajo presión, ha sido la estrella del día. Ha resuelto, con los solos mimbres de una demanda ejecutiva, la oposición a la misma, sin dejarse ni una sola de las alegaciones posibles.
También ha descubierto, con gran dolor y pesar, la maera tan miserable en que nos hacen perder el tiempo en los Juzgados, algunas veces, por obligarnos a repetir un trabajo ya realizado, sólo para que otros no tengan que molestarse.
Mi otra padawan está metida de lleno en las clases teóricas del Máster de Abogacía y por las tardes nos tiene que abandonar a nuestra suerte en la puerta del despacho, como hicieron con aquel justiciable al que defendimos en el Penal antes del verano.
El resumen del día es que mis alumnas, cualquier día me enseñarán más a mi de lo que yo puedo enseñarles a ellas, 

No hay comentarios: