miércoles, 7 de mayo de 2014

Y suspendemos.

Esta mañana tenía señalado un juicio de faltas, y como me lo notificaron ayer, he entrado en Sala y he pedido la suspensión, pese a que la LECrim no establece un plazo mínimo para los señalamientos de este tipo de juicios, siempre cabe alegar indefensión. 
Lo mejor es que mi contrario también ha pedido la suspensión, por otros motivos, y aunque el Juez no tenía ninguna gana, como dos son mayoría, al final, suspensión al canto.
Durante años y años, no suspendí ni un sólo juicio, he llegado a celebrar en las dos secciones de la Audiencia en la misma mañana. Pero no se que me ocurre últimamente, porque se está convirtiendo en un peligroso hábito.
Igual hasta le cojo el gustillo. 

No hay comentarios: