lunes, 26 de mayo de 2014

Caraduras.

Los hay en todas partes, pero entre los justiciables abundan hasta la nausea.
Desde hace más de dos años y medio sabe que tiene que pagar. Hace dos años que tiene la minuta. Hace año y medio que se le notificó la tasación de costas y su firmeza. La semana pasada pidió, con toda desfachatez del mundo, que se le fraccione en dos plazos, junio y diciembre.
Eso si, es un funcionario que, desde hace más de dos años y medio, ha recibido, al menos, 45.000 € y pide pagar menos de dos mil en dos partes.
Con estos mimbres querrá que se le considere una persona cabal, pues no lo es. No lo fue cuando se le condenó, y ahora aún menos.
Que asco de gente aprovechada, caradura y sinvergüenza.

No hay comentarios: