lunes, 17 de febrero de 2014

Y ahora a esperar.

No hay mas remedio que esperar a la Resolución de su Señoría. Alea jacta est. Todas las partes hemos presentado nuestras conclusiones, e incluso, yo, dado el tiempo transcurrido, he pedido una nueva información patrimonial, pero, como este es el país del trabajo "en negro", y pese haber indiciado que el demandante de la modificación tiene una empresa montada, aunque no conste dada de alta, creo que nuestra pretensión de que no se reduzca la pensión de alimentos, va a ser desatendida.
El resto de nuestras peticiones, seguramente si serán atendidas, porque son razonables y porque las apoya el equipo técnico.
Al final, como bien decía un abogado de familia cuando yo empecé, empiezan peleando por los niños y acaban peleando por el stereo.
Todo se reduce a dinero, para los hijos, para la segunda esposa, dinero dinero dinero.

No hay comentarios: