miércoles, 26 de febrero de 2014

Revuelto

Así anda el patio, entre los Carnavales, el Ministro Odia Abogados, la crisis y el cansancio, todos andamos revolucionados.
Con razón, con mucha razón.
Se ha perdido el sentido de la realidad, no hay valores de ninguna clase, se obvia la educación tanto como la información veraz.
Estamos ante la decadencia absoluta de un sistema pervertido y perverso. 
Pero, ¿nos defendemos? ¿nos dejan defendernos?
La respuesta es NO con mayúsculas y a gritos.
Estamos aborregados, adocenados, y al que saca la cabeza le silencian o se la cortan.
Las leyes no las conocemos y por tanto decimos lo que hemos oído a otros, y cuando nos enfrentan al literal de la misma, entonces nos quedamos callados.
Los togados de puñetas, más refinados ellos, usan la jurisprudencia como excusa.
Los togados sin puñetas, sufren las decisiones adoptadas por otros, sin cuestionarse su legalidad, su legitimidad, su oportunidad, su coherencia, su viabilidad, su prosperabilidad.
Los demás, se llaman a andanas y nos dejan solos. 

No hay comentarios: